Antiarrugas en tu almohada

Marilyn Monroe en la cama

Por si no lo sabías, si hundes la cabeza en la almohada y duermes  así durante toda la noche, esto genera que se cree una tensión prolongada sobre tu piel que puede tirar o empujar en dirección perpendicular a la de los músculos faciales.

Esto da como resultado la aparición de las tan temidas patas de gallo, por lo que hoy te propongo un invento revolucionario, una almohada antiarrugas.

Almohada antiarrugas revolucionaria

Para no agravar el problema que surge a raíz de que las almohadas puedan perjudicar la buena salud de la piel del rostro, existen varias estrategias.

Antiarrugas en tu almohada

  1. La más económica es dormir boca arriba siempre. Esto es ideal si no te mueves nunca, pero es prácticamente imposible, porque a lo largo del sueño, solemos cambiar varias veces de postura inconscientemente.
  2. Apuesta por ropa de cama que cuente con tecnologías textiles.

Hasta el segundo punto quería llegar yo, porque os quiero hablar de unas fundas de almohada que ya está comercializando Iluminage Beauty o por los antifaces de Cupron, formados por un material sintético de última generación a base de óxido de cobre.

El óxido de cobre, a parte de que tiene propiedades antibacterianas, es capaz de renovar las células de las proteínas, es decir que agiliza el proceso de formación de colágeno, por lo que, en teoría, sería capaz de rejuvenecer la piel y ralentizar el proceso de las arrugas.

almohada y antifaz iluminage beauty

Después de estos curiosos inventos, son muchas las empresas que se han puesto a investigar en el descubrimiento de tejidos que puedan evitar que nos aparezcan más arrugar mientras dormimos.

Por ejemplo, la empresa Dream Skin no quiere saber nada del cobre y apuesta por el JuveTex, un híbrido entre celulosa y microfibras sintéticas semiimpermeables. Este producto no solo Este textil no solo evita que nuestra almohada absorba la humedad de la piel sino que además mantiene un agradable nivel de humedad facial durante el transcurso de la noche. 

Frente a estas novedades, lo cierto es que la comunidad médica todavía se muestra muy cauta, incluso, se puede decir que piensan que es un reclamo de publicidad: “La transpiración nocturna es un fenómeno fisiológico que también ocurre durante el día. Es cierto que por la noche se ralentiza pero aún faltan estudios independientes que evidencien que se puede actuar sobre el grado de humedad facial con un almohadón. No niego que en un futuro podamos disponer de tejidos con características especificas y que nos puedan traspasar por vía cutánea principios antioxidantes e hidratantes, con efecto rejuvenecedor. Pero, hoy por hoy, no hay evidencia científica. El día que podamos disponer de este tipo de tejidos no solo se usarán como funda de almohada, sino también para la ropa ”, afirma la dermatóloga Katy Eftekhar.

Dicen los expertos que este tipo de textiles no son perjudiciales para la piel, pero para el bolsillo es posible que sí.

Y vosotras ¿si tuviérais la posibilidad usaríais una de estas fundas de almohadas o antifaces con efecto antiarrugas? Seguro que más de una sí que lo haría…

 

Te puede interesar