Cómo se usa un serum facial

Chica aplicándose una pequeña cantidad de sérum en un dedo

En los últimos tiempos el uso del serum facial se ha puesto muy de moda porque aporta innumerables beneficios para la piel. El serum tiene una textura diferente a las cremas tradicionales y los hay que se aplican antes de estas y otros que son un dos en uno, los podemos encontrar en diferentes texturas, fluido, emulsión, en forma de gel…

Normalmente, a no ser que en las indicaciones te digan lo contrario, el serum es un complemento a las cremas de día, por lo que nunca deberá reeemplazar a tu crema hidratante habitual, no se recomienda usarlo solo.

El serum facial es un concentrado cosmético que contiene unos principios activos mucho más potentes que los de una crema hidratante, además su textura es más ligera por lo que se absorbe con mucha rapidez. Además, los ingredientes penetran hasta las capas más profundas de la piel.

Cómo se usa un serum facial

La aplicación de un serum es muy sencilla, después de limpiar la piel, nos aplicaríamos unas gotitas de este producto en el rostro, normalmente entre unas 2 y 4 gotas bastan. Dejaremos que penetre y seque para aplicar la crema hidratante. Lo ideal es aplicarlo tanto de día como de noche, pero si prefieres usarlo solo una vez, lo mejor es que lo uses por la noche que es cuando las células se regeneran.

Cómo se usa un serum facial

A lo mejor te estás preguntando a partir de qué edad es recomendable, pues la piel, a partir de los 30 años, comienza a ir mostrando ciertos signos de envejecimiento, es a partir de ese momento cuando el serum se convierte en un imprescindible en tu neceser. Hay mujeres y hombres que necesitan su uso antes porque tienen la piel muy deshidratada o que tienen manchas o acné.

El serum es un producto mucho más concentrado que una crema, por lo que, como te he comentado antes, llega a las capas más profundas de la piel, esto hace que se logre mejorar los resultados de un tratamiento habitual.

No todos los serums faciales se usan como un concentrado anti edad, puedes encontrarlos dependiendo de las demandas de tu piel, es decir si necesites que sea reafirmante, que luche contra las manchas, que devuelva la luminosidad al rostro, que repare los daños creados por el abuso del sol, que actúe frente a la deshidratación, y un largo etc.

Cómo se usa un serum facial

Después de leer todo esto es posible que creas que comprando un serum ya no tienes que adquirir una crema, pues no, aunque así ahorrarías en gastos, lo siento, pero no es posible. Existen serums que son muy potentes y que hidratan mucho, y que si tuvieras la piel grasa o mixta y los aplicaras por la noche tendrías suficiente, pero si tienes la piel seca o de una cierta edad, lo más recomendable es usar posteriormente un tratamiento nutritivo que sellase los poros para que la piel rtenga todo el agua que le sea posible.

Durante el día, jamás uses el serum solo, porque no contiene factor de protección y te quedarías con un tratamiento a medias.

Existe un problema asociado a la alta concentración de activos de los serums, y es que, a veces, pueden causar irritación en las pieles más sensibles. Pero no te preocupes, porque si este es tu caso, pregunta en tu centro de confianza porque existen productos adaptados a este tipo de pieles.

El por qué de su precio tan elevado es la cantidad de principios activos que contiene, puede llevar hasta el doble que tu crema habitual, por lo que se obtiene un mejor resultado en menos tiempo, es por eso que se encarece tanto.

Seguro que a partir de ahora ya no vas a tener dudas con respecto a este producto y te vas a convertir en una auténtica experta en su uso.

 

 

Te puede interesar