Cómo triunfar con tu fragancia

Está claro, el uso de una fragancia la convierte en nuestro sello personal y lo es tanto que el mismo aroma puede oler totalmente diferente en distintas personas.

A la hora de escoger uno u otro aroma, no se trata solo de saber qué tipo de aroma es la que más nos gusta, sino que tiene mucho que ver con el tipo de piel, tu estilo de vida y la personalidad de cada uno. 

En otro artículo anterior ya os conté las diferencias entre los distintos tipos de fragancias, así que ahora no me voy a adentrar en este tema, pero lo que sí os voy a dar unos cuantos consejos para que no falléis en vuestra elección.

¿Cuándo vas a elegir tu fragancia?

Lo ideal es que escojas ir a comprar tu perfume por la mañana porque es cuando tu olfato se encuentra más sensible. Intenta no aplicar ninguna fragancia antes en casa, de esta forma no se mezclarán los aromas y no confundirás olores. Además, es muy importante que nunca pruebes más de tres fragancias a la vez porque sino saturarás tu nariz.

Cómo triunfar con tu fragancia

Jamás de los jamases compres una fragancia que has olido antes en una muestra o en otra persona, porque un aroma siempre cambia dependiendo del ph de cada una.

Por ejemplo, si tienes la piel seca, es difícil que un aroma se fije bien, por lo que es mejor que apuestes por fragancias dulces y que se hayan elaborado con especias, estas tienen una mayor fijación y son más intensas que otras.

Si tienes la piel mixta, es muy fácil que el aroma se distorsione por lo que debes probar la fragancia en tu muñeca antes de comprarlo y espera una media hora antes de comprarla, para que esta libere toda su esencia. Suelen durarte más las fragancias cítricas, frutales o florales, ya que son más frescas.

También influye mucho en la elección el momento del día y la estación del año. Las fragancias cítricas y las de flores son estupendas para el día, las más intensas es mejor dejarlas para la noche. Si vas a usar diferentes fragancias durante el día, es mejor que dejes pasar por lo menos seis horas entre una y otra para que los aromas no se mezclen.

Cómo triunfar con tu fragancia

La época del año es muy importante porque los perfumes se fijan dependiendo la temperatura corporal de cada persona, así que si hace mucho calor, los poros se abren más por lo que se intensificarán los aromas. No uses un olor dulzón en Verano porque puede saturar el olfato de las personas que te rodeen, mientras que en Invierno puedes apostar por él porque transmite una sensación de calidez.

¿Dónde se aplica la fragancia?

Lo mejor son los puntos de pulsación, como son cuello, muñecas y escote. Sin embargo hay perfumistas que aconsejan que lo ideal es que se aplique en muñecas, antebrazos, detrás de las orejas y en la nuca.

Tu personalidad también influye en la elección de la fragancia que vayas a escoger, tienes que buscar ese aroma que vaya contigo, con tu estilo o tu ritmo de vida. Seguro que a veces has pensado, “esa fragancia le queda muy bien a esta persona“, y es que al igual que la ropa, los perfumes deben encajar contigo.

Cómo triunfar con tu fragancia

Por ejemplo si eres una persona deportista seguro que optarás por usar fragancias cítricas, si eres elegante y clásica, entonces lo tuyo es una fragancia floral con notas amaderadas, si eres romántica y soñadora, entonces seguro que te decantas por una fragancia cálida, floral o frutal, y así sucesivamente, a cada una de nosotras le pega una u otra fragancia, solo es cuestión de tener tiempo, olfato y ganas de probar!

 

Te puede interesar