Cuidado de la piel a partir de los 50 años

cuidado de la piel a partir de los 50

Como regla general, uno de los grandes cambios físicos en la vida de la mujer, es justo a partir de los 50 años, ya que el cuerpo comienza a experimentar unos cambios muy importantes para los que hay que estar preparada para seguir llevando una buena calidad de vida, y por lo tanto debemos tener un especial cuidado de la piel.

Si comienzas a rozar esta edad, debes concienciarte desde ya que a partir de los 50 años, tu cuerpo va a experimentar una serie de cambios, notarás que tu organismo se ralentiza y que empieza a demandar cosas que nunca antes había hecho. Escucha a tu cuerpo y comienza a seguir una rutina de cuidado de la piel pero también del organismo. 

Cuidado de la piel

cuidado de la piel en mujer a partir de los 50 años

Al pasar la barrrera de los 50, el cuerpo de la mujer comienza a notar unos cambios bastante bruscos como pueden ser la pérdida de la masa ósea, aumento o disminución de peso, aumento o aparición de problemas visuales, cambios en la piel y en el cabello, etc. Pero, a parte de estos cambios más o menos generalizados, es muy frecuente notar algunos cambios específicos que en cada caso varían, por lo que deberás acudir a tu médico para que te informe de los tratamientos adecuados.

El cuidado de la piel a partir de los 50 años, se convierte en un auténtico reto para muchas mujeres que esperan “milagros” que no llegan. Debes pensar que antes de lucir una piel de treinteañera gracias al botox y a otro tipo de soluciones estéticas, es muy importante que nutras y protejas tu cutis para prevenir problemas más serios.

Los enemigos de la piel

El estrés, fumar, llevar una mala alimentación, el sedentarismo, el alcohol, pueden hacer estragos sobre tu piel, incluso, la falta de agua, de la que ya hacía tiempo que no os hablaba, puede causar que aparezcan arrugas cada vez más profundas.

mujer madura cuidando de su piel

Otro problema para activar cuanto antes el cuidado de la piel es el acné, aunque no es muy común a partir de esta edad, es muy posible que durante la menopausia, por un exceso de grasa, te aparezca algún brote. Así que no lo dudes y acude al médico si esto te sucede…

Si durante el pasado has sido capaz de llevar una rutina de cuidado de la piel bastante activa, ten por seguro que vas a tener una piel estupenda sin necesidad de recurrir al bisturí, que tan de moda se ha puesto en las últimas décadas. Las arrugas, líneas de expresión y las temidas patas de gallo se hacen más notorias a partir de los 50 años debido a la flacidez, por lo que es muy importante que combatas la falta de firmeza y elasticidad de la piel que son las responsables de que la piel “cuelgue”.

Recuerda buscar productos que devuelvan el colágeno perdido y la elastina a tu piel, pueden llevar ingredientes específicos para este problema como son el retinol y el ácido hialurónico, este último ideal para combatir las arrugas, y también aquellos que sean específicos para reafirmar los tejidos.

El cuidado de la piel comienza con la limpieza

mujer 50 años sonriendo

Nunca olvides limpiar tu piel cada día, este es el primer gran paso. Si tienes ya 50 años o más no puedes usar la misma fórmula que tus hijas o nietas, deberás apostar por formulas limpiadoras que tengan un efecto tirante o que sean muy cremosas. Mientras sean más densas, mucho mejor, porque limpiarán y ayudarán a humectar el rostro, que normalmente a partir de los 50 años suele ser más bien seco.

La fórmula clave es hidratar, apuesta por cremas humectantes que sean espesas para que combatan la sequedad. Las cremas hidratantes con vitaminas, antioxidantes, etc, van a convertirse en un plus de tu rutina.

Jamás dejes de usar un buen protector solar. En esta ocasión no se va a tratar de evitar las arrugas prematuras sino de prevenir males mayores, como por ejemplo el cáncer de piel, verrugas y manchas. Incluye en tu rutina diaria un protector solar y aplica cada vez que creas necesario, sobretodo en brazos, pecho, cuero cabelludo ( piensa que a medida que vamos envejeciendo, el cabello es mucho más fino, por lo que los rayos solares penetran más) y, por supuesto, la cara.

Aplica mascarillas hidratantes o reafirmantes un par de veces por semana, y si quieres, puedes exfoliar el rostro con una fórmula delicada que alivie la sequedad extrema.

 

 

Te puede interesar

Un comentario