El champú ideal

Saber escoger el champú ideal es fundamental para poder presumir de un cabello resplandeciente y saludable. Pero encontrar el adecuado entre la amplia cantidad de productos que nos ofrecen no siempre es tarea fácil.

Hoy te voy a enseñar a escoger el champú que necesita tu cabello y te explicaré porque hay que cambiar de champú cada cierto tiempo.

Según un estudio de la fundación de consumidores de Alemania,  casi el 100% de las mujeres cree que el champú es el producto de higiene más importante que usamos. Por ello entiendo que casi la totalidad de las mujeres están interesadas en encontrar el champú más adecuado, así que me pongo manos a la obra.

El champú ideal

Lo primero que os voy a explicar es por qué debemos cambiar de champú cada cierto tiempo. Para lograr encontrar el producto ideal, debemos tener presente la calidad y la estructura del cabello y también la del cuero cabelludo.

Tanto el cabello como el cuero cabelludo van evolucionando con el paso del tiempo y eso implica que el mismo champú, puede no ser igual de eficaz pasados unos meses. Un cabello graso puede convertirse en un cabello normal o un cabello sano se puede volver frágil y fino… Así que debes ir vigilando las necesidades que necesita tu cabello:

1. Champú para cabellos apagados – Un cabello sano se caracteriza por tener brillo. Pero muchas veces, ese brillo desaparece con el abuso del secador , la plancha del pelo, etc. Si la cutícula del cabello se daña, ya no se reflejará la luz como antes, por lo que el cabello se ve apagado y sin vida. Pero no te preocupes, tu cabello se puede reparar con la ayuda de un champú específico con proteínas de seda,  aceite de nuez de albaricoque o extractos de perla. Estos productos eliminan los residuos de productos que hemos usado y la cal del agua, después de aclararte el pelo, verás como poco a poco, irá recuperando su brillo natural.

El champú ideal

2. Champú para cabello lacio y fino – Si este es tu tipo de cabello, lo ideal es que uses un producto que contenga colágeno porque reestructura el cabello para darle más fuerza y espesor.  También puedes usar champús que contengan coenzima Q10 ya que poseen un elevado poder rejuvenecedor.

3. Champú para cabello estresado –  Existen varios factores que pueden hacer que tu cabello se estrese.  Lo verás tan seco como la paja. Normalmente a este tipo de cabello le falta hidratación debido a un uso excesivo del secador o a un cuidado inadecuado. Hay productos que te vendrán muy bien, prueba champús ricos en aloe vera, yogurt,  proteínas de trigo o panthenol.

4. Champú para cabello rebelde –  Para volver tu cabello más dócil, usa champús ricos en aceite de nuez de albaricoque y de jojoba que te ayudarán a dominar el encrespamiento de los rizos y facilitan el peinado. Normalmente el cabello muy rizado es un cabello seco así que apuesta por champús que contengan agentes hidratantes como el panthenol y el glicerol.

5. Champú para cabello teñido – Justo después de una coloración, el cabello se ve perfecto, con mucho brillo y de un color intenso. Para lograr que el cabello se siga viendo perfecto, lo mejor es usar champús especiales para cabello teñido que ayudan a preservar toda la belleza del cabello protegiéndolo de los efectos dañinos de los rayos UV. Este tipo de champús añaden ingredientes suavizantes y proporcionan brillo al cabello coloreado.

El champú ideal

6. Champús específicos – Cuando me refiero a este tipo de productos, quiero decir a casos en los que haya caspa p puntas abiertas. Por ejemplo para los cabellos con caspa un champú ideal es aquel que contenga zinc pyrithione porque suaviza la irritación y elimina la descamación del cuero cabelludo.

Si tienes las puntas abiertas, deberás tratarlas con champús muy suavizantes como el aceite de Macadamia, Oliva o Argán.