Elige tu base de MAQUILLAJE

Lo principal para realizar un buen maquillaje es acertar con la base, saber escogerla se ha convertido en casi un arte ya que no todas las mujeres controlan este tema.

La base de maquillaje es muy importante y debemos saber escoger el color e incluso la textura que mejor va con nuestro tono de piel, por eso hoy, desde Joven y Guapa os vamos a contar tos los secretos para escogerla correctamente.

1. Color – Prueba la tonalidad siempre con el cutis limpio, lo ideal es que pongas diferentes muestras de color en la zona inferior de la mejilla y encima del mentón, debes elegir la que más se parezca a la piel de tu cuello.

2. Textura – Aquí se complica la cosa porque hay mucho donde elegir:

a) Emoliente – Va muy bien para pieles secas o que normalmente se exponen a ambientes secos.

b) Fluida – Es la que más se usa ya que proporciona un resultado muy natural y cubre bastante. Va muy bien para usar a diario.  durante el día.

Elige tu base de MAQUILLAJE

c) Mousse – Es una textura que, gracias a un difusor, se convierte en espuma. Es ideal para pieles jóvenes sin imperfecciones. Lo malo es que casi no la venden en España.

d) En barra o compacta – Es muy cubriente, es más idónea para maquillaje de noche o en Invierno. La pueden usar todo tipo de pieles, aunque no se recomienda para las que sean muy grasas.

e) En polvo – Muy buena opción para pieles grasas o con la terrible zona “T”, ya que absorbe el exceso de grasa y evita que el maquillaje se corra.

Ahora que ya conoces los tipos de base de maquillaje que puedes usar, te vamos a dar algunos trucos de aplicación:

Elige tu base de MAQUILLAJE

No se te olvide un punto muy importante, la luz del lugar donde te maquilles. Debe ser, si se puede, luz natural que te ilumine de frente. Si debe ser luz eléctrica, nunca optes por la luz cenital que forma sombras que no existen.

Comienza a aplicar la base de maquillaje por la zona central, colocando un poco de producto en la frente, barbilla y pómulos. Difumina el producto hacia los lados y hacia el cuello.

Ahora solo te toca practicar, practicar y practicar.

 

Te puede interesar