EYELINER según tus ojos

El eyeliner está más de moda que nunca, y es que se trata de un cosmético que nos favorece más si lo aplicamos correctamente porque da profundidad a nuestra mirada, realza los ojos…

Hoy en Joven y Guapa te vamos a dar unos cuantos consejos para que te resulte más fácil usar el eyeliner y con los que le sacarás el máximo partido a tu mirada.

1. Ojos rasgados – Para saber si tienes este tipo de ojos, traza una línea imaginaria desde el lagrimal hasta el extremo de los ojos, comprobarás que el lagrimal queda más abajo que el resto. El eyeliner ideal para estos ojos es trazo que siga la línea natural de las pestañas. Debes mantener el mismo grosor en toda la línea.

2. Ojos almendrados – Realiza una línea imaginaria que una el lagrimal con el extremo del ojo, verás que es una raya completamente recta. Es por eso que con el eyeliner debes hacer una línea más fina al comienzo del ojo que se vaya ensanchando hasta el final.

3. Ojos caídos – Realiza esa línea imaginaria, y verás que el lagrimal está más alto que el extremo del ojo. Debes delinear toda la franja de las pestañas, comenzando con una línea fina que va engrosando hacia el final del ojo.

EYELINER según tus ojos

4. Ojos redondos – Pinta con eyeliner toda la línea de agua hasta el lagrimal, por la zona superior y por la inferior. De este modo los alargas ópticamente.

EYELINER según tus ojos

5. Ojos muy grandes – Para que parezcan más estrechos pinta con el eyeliner la zona de arriba más gruesa que la de abajo. Si lo que quieres es que parezca más alargado, aplícalo a partir de la mitad inferior del ojo hacia la zona exterior.

Seguro que con estos pequeños trucos ya sabes qué tipo de maquillaje con eyeliner es el que más resalta tu mirada, si todavía no lo tienes claro, no te preocupes, ármate de un espejo y paciencia, ya comienza a practicar.