La higiene de la piel en Verano

La higiene de la piel en Verano

Durante esta época de verano, sentimos que nuestra piel mejora bastante, porque el sol, los baños de mar y las bastantes más horas de luz ayudan a sintetizar las vitaminas necesarias, como es el caso de la vitamina D, aunque nunca debemos olvidar la higiene de la piel en Verano.

Y es que, como se suele decir, no todo el monte es orégano, la mala iluminación, el tomar el sol sin la adecuada protección, el cloro de las piscinas, son algunos de los factores nocivos para la higiene de nuestra piel.

No descuides la higiene de la piel en Verano

Durante estos meses que vienen es imprescindible mantener una adecuada higiene de la piel en Verano, porque si tenemos un exceso de células muertas, con el sudor, pueden asfixiarla y que esta aparezca más envejecida y seca que de costumbre.La higiene de la piel en Verano

Por eso es fundamental aprender a limpiar correctamente nuestra piel y usar los cosméticos adecuados que resulten eficaces y cómodos para que podamos usarlos frecuentemente.

Por ejemplo, si tienes la piel seca, lo ideal es que optes por usar para el rostro un desmaquillador tipo emulsión, porque es mucho más respetuoso con la piel, ya que no la resecan y además se retiran con facilidad y limpian en profundidad las impurezas que se han ido acumulando durante el día. No pueden faltar en tu higiene diaria una buena emulsión desmaquillante y una leche limpiador.

Si tu piel es fina o eres jovencita, apuesta por los limpiadores tipo gel ya que suelen ser más delicados con la piel, a parte de que son muy refrescantes y suavizan mucho.

Si por el contrario, tu piel es grasa, es mucho mejor que optes por el uso de texturas tipo mousse, porque eliminan mejor los lípidos de la piel y la purifican sin engrasar.La higiene de la piel en Verano

Esta rutina diaria que nunca debes olvidar es ideal para que la piel pueda respirar mejor pero no es suficiente ya que no se elimina el grosor de células muertas que se van formando sobre la epidermis, por lo que es muy conveniente el uso frecuente de un exfoliante, por lo menos una vez por semana para limpiar en profundidad la piel.

Es decir, que para que la piel esté completamente limpia, se deben eliminar las células que están en la superficie de la piel y que de este modo logramos oxigenarla mucho más.

Debes pensar que si tu piel respira biem se minimizan los riesgos de la aparición de granitos, que siempre surgen en el peor momento. Por otro lado, como estás favoreciendo  que se absorban adecuadamente las radiaciones solares, estarás evitando los desórdenes pigmentarios como son las manchas de la piel.

Al renovar la superficie de la piel, automáticamente estás estimulándola para que se regenere, de este modo tan sencillo se reparan todos los posibles daños que recibe por el sol u otros factores climatológicos.

Pero cuidado, limpieza sí, pero no en exceso, porque si usas un producto que sea muy astringente, que limpie demasiado, lo que estás haciendo es desproteger la piel, hay que limpiar pero sin agredir.

Lo bueno que tiene la piel del cuerpo es que tiene una capacidad muy rápida de recuperar el manto hidrolipídico que la protege, al cabo de unas horas, todo dependerá de si tienes la piel grasa o seca.

El uso de los tónicos es muy bueno porque se convierten en grandes aliados para usar posteriormente nuestra crema habitual, este tipo de productos refrescan, hidratan la piel y equilibran su pH.

Por lo tanto, el tónico se convierte en otro de los imprescindibles a la hora de mantener una correcta higiene de la piel del rostro.

Recuerda, sobretodo, cuidar tu piel de las radiaciones solares con el uso de un factor de protección adecuado, no tomes el sol desde las 11,30 de la mañana a las 16,00 de la tarde, porque son las horas en que más inciden los rayos UVA y recuerda limpiar siempre en profundidad los restos de maquillaje antes de acostarte.

Te puede interesar