Sobrevivir a los ZAPATOS de tacón

No sabemos vosotras, pero las redactoras de Joven y Guapa, al pasar largas horas en la oficina, terminamos con los pies destrozados a causa del uso y abuso de los zapatos de tacón.

Seguro que muchas pensáis ¿cómo puedo aguantar largas horas con mis stilettos favoritos? Pues no te preocupes porque hay soluciones para eso, a parte de pasarte la velada sentada o llevando en el bolso unos zapatos de repuesto.

Si no sueles usar zapatos de tacón, no se te ocurra estrenar tacones nuevos y mucho menos si son altísimos, porque no vas a aguantar ni media hora. Ya desde el principio te sentirás muy incómoda, pero a la media hora sentirás un dolor insoportable…. Apuesta por un calzado más cómodo que no supere los 5 ó 6 centímetros.

Sobrevivir a los ZAPATOS de tacón

Pero si no te queda más remedio y debes llevar unos zapatos de tacón bien altos, comienza a ensayar durante la semana previa al evento en casa, de este modo el pie se acostumbrará a un nuevo modo de caminar.

Si tienes que asistir a un evento en el que debas estar mucho tiempo de pie, intenta caminar cada vez que puedas, o por lo menos haz pequeños descansos si encuentras una silla.

Los zapatos de tacón si te van un pelín grandes, son todavía peores, deben ajustar al pie perfectamente, para que no tengas que estar todo el tiempo sujetándolos con el empeine.

Sobrevivir a los ZAPATOS de tacón

Normalmente, el modelo que más te favorecerá, porque estiliza la pierna es el zapato de salón de tacón, con el empeine al aire. Pero claro, al llevar este tipo de calzado lo pagarás caro, porque es uno de los más incómodos, ya que tienes que hacer fuerza con el pie para intentar sujetar el zapato. Es mucho mejor que tu calzado se pueda sujetar al tobillo.

Las cuñas son una muy buena opción para intentar soportar los tacones elevados, porque con ellas, a pesar de sean elevadas, la superficie de apoyo del pie es bastante mayor, así que las molestias se reducen considerablemente y pueden aparecer mucho tiempo después o te pueden salvar de sufrir.

Las plataformas también pueden ser tus grandes aliadas, ya que al tener un par o incluso tres centímetros más en la suela, te permitirá lucir taconazo con más comodidad.

Pero si todos estos trucos no te sirven de nada, apuesta por las típicas almohadillas que se colocan en el pie, de este modo aliviarán la presión del peso de tu cuerpo en esa zonay, aunque no hacen milagros, seguro que te ayudarán a aliviar ese mal trago.

 

Te puede interesar