Trucos para que los tacones no te hagan daño

Trucos para que los tacones no te hagan daño

Si no recuerdo mal fue Christian Louboutin el que dijo que “los tacones son un doloroso placer“. Y es que aunque nuestros pies no estén diseñados para caminar sobre zapatos altos, nos empeñamos en lucirlos y muchas veces esto conlleva consecuencias negativas para nuestros pies, por eso hoy te voy a dar una serie de trucos para que los tacones no te hagan daño.

Rozaduras, ampollas, dolor, hinchazón de pies, mujeres a lo largo y ancho de la Tierra luchan cada día con unos tacones casi imposibles, así que hoy voy a intentar que disminuya la incomodidad que tiene subirse a las alturas.

Trucos para que los tacones no te hagan daño, disfruta sin sufrir

Hoy te voy a dar una serie de pautas para que cuando te sufras a unos tacones no sufras los estragos en tus pies:

1. Sprays o sticks antifricción – En las farmacias venden unos sprays o sticks ideales para evitar las rozaduras en dedos o talones. Me gusta mucho el spray anti fricción de la marca Kiwi, o el stick anti fricción de Compeed. Ambos productos tienen un uso similar, se aplica una fina película antes de colocarnos los tacones y de ese modo se evitan las tenidas rozaduras. Este tipo de productos lo que hacen es formar una capa protectora invisible sobre la piel, es como si hicieran un “efecto media” que evita que el calzado roce directamente sobre la piel.

2. Congela los zapatos – No se me ha ido la cabeza, te lo aseguro. Coge un par de bolsas pequeñas y llénalas con agua, ponlas dentro de los zapatos y los guardas dentro del congelador. El tamaño de las bolsas irá en aumento en cuanto el agua se congele, esto hará que los zapatos vayan cediendo. Puedes probar a sustituir las bolsas de agua por papel de periódico.

3. Plantillas – Acolchar nuestra pisada es una buena idea, es por eso que en las tiendas y farmacias podéis encontrar unas plantillas o almohadillas de silicona. Hay para todas las zonas, unas se colocan en la parte de delante del zapato, otras para el talón, dedos, etc, de ese modo se alivia la presión que ejerce en esta parte el peso del cuerpo.

4. Yoga para pies – Yamuna Zake, profesora de Yoga en Estados Unidos, ha creado unos ejercicios de yoga ideados para mejorar la relación que hay entre los pies y los tacones, y quienes los practican tienen un mejor equilibrio por lo que sufrirán menos al llevar zapatos de tacón.

letizia con zapatos de tacón

5. Zapatos con plataforma –  Seguro que más de una recuerda los famosos “letizios” que tan de moda puso la reina de España, pues son la mejor opción para ganar unos centímetros de más y además son los que menos hacen sufrir a nuestros pies. Lo ideal es que optes por zapatos con alza en la zona delantera.

Taylor Swift con Kitten Heel

6. Apuesta por modelos de altura media –  Si en lugar de colocarte unos zapatos con 13 centímetros de tacón, optas por una altura más pequeña, te aseguro que el dolor también menguará, y eso se debe a que la curvatura a la que se ve sometido tu pie disminuye.

Manolo Blahnik, siempre ha confesado que la altura favorita para él de calzado son los tres centímetros, es decir lo que se conoce como Kitten Heel.

7. El número correcto – Es muy importante elegir el número adecuado cuando compres cualquier calzado, pero cuando se trata de unos zapatos de tacón, este trabajo es imprescindible. Si notas que los zapatos te quedan algo grandes, el pie se va a deslizar hacia delante por lo que tus dedos sufrirán mucho. Si son sandalias, lo mejor es que lleven alguna sujeción como una pulsera en el tobillo.

 

 

Te puede interesar