Si te gusta rizar tu cabello, pero no quieres abusar de las tenacillas. Una forma menos dañina es usar rulos. Pero elegir el Tamaño de los Rulos no suele ser tarea fácil.

Los hay de diferentes tipos, modelos, materiales, tamaños, etc. Por lo que hoy te voy a indicar cuales usar según tu tipo de cabello.

El Tamaño de los Rulos sí que importa

Es muy importante que elijas el tamaño de los Rulos en función de la largura de tu cabello, pero también del resultado que quieras.

Cómo-elegir-el-Tamaño-de-los-Rulos

Si tienes el cabello muy largo, seguro que vas a necesitar unos rulos grandes. De este modo podrás enrollar los mechones sin problemas.

Si tienes el cabello corto o media melena, lo ideal es que optes por unos rulos más pequeños, en función de la onda que busques.

Debes adaptar el diámetro de los rulos al tipo de rizo que buscas.

Qué Tamaños de Rulos valen según el rizo

Si quieres conseguir unas ondas naturales y vaporosas, apuesta por un rulos con un diámetro grande. También puedes usar los rulos si quieres abrir más tus rizos naturales. En este caso lo ideal es que optes por los rulos grandes para estirar muy bien cada mechón.

Hay rulos de diferentes materiales y texturas.

1 . Rulos Térmicos – Están diseñados específicamente para acortar el proceso de rizado de tu cabello. Se trata de unos rulos que tienen un núcleo interno que se calienta. Por regla general, este núcleo está fabricado con cerámica porque reparte muy bien el calor. Los rulos llevan un recubrimiento de teflón o similar para evitar dañar el cabello.

Cómo elegir el Tamaño de los Rulos

2 . Rulos de espuma o esponja – Son perfectos para acostarse con ellos puestos. Suelen ser muy “mulliditos” y suaves. Estupendos si buscas que las ondas se haga sin ayuda de secadores o productos fijadores.

3 . Rulos de plástico – Son los rulos de toda la vida. Tienen una serie de agujeros para poder poner las pinzas y sujetar el cabello. Son muy sencillos de usar.

4 . Rulos flexibles – Sirven para lograr unos rizos más apretados. Estos rulos permiten moldear el cilindro a nuestro gusto y conseguir un rizo muy especial.

5 . Rulos de velcro – Es un cilindro interior de plástico y sobre el que se ha insertado una tira de velcro que rodea todo el rulo. No es necesario utilizar pinzas para sujetar el cabello al rulo. Hay diferentes tamaños. Eso sí, ten mucho cuidado al quitarlo porque pueden provocar enredos. Olvídate de este tipo de rulos si tienes el cabello fino, si tienes el cabello seco o se rompe con facilidad.

6 . Rulos Mágicos – Si te cuesta mucho ponerte los rulos, este diseño es tu salvación. Solo tienes que deslizar los mechones en su interior con la ayuda de un gancho.