Mitos sobre la DEPILACIÓN láser

La depilación láser es uno de los tratamientos estéticos más usados por mujeres y hombres para eliminar el vello, y consiste en aplicar pulsos de luz láser sobre la zona a depilar.

La luz de la depilación láser penetra en la piel y se van eliminando los folículos pilosos (que son las raíces de los pelos) y dejan la superficie de la piel perfecta.

En cada sesión se elimina el vello de la zona tratada, pero realmente, solamente un 20% de pelos se eliminan definitivamente.

Aunque en la actualidad existe mucha información sobre la depilación láser, hoy os vamos a desvelar algunos de los mitos que se han generado sobre este tratamiento.

1. El vello “NO” se va definitivamente – Muchas veces hemos oído que la depilación láser elimina definitivamente el vello. Este tratamiento tiene una efectividad del 90% pero no se puede asegurar que los resultados sean permanentes. Lo bueno de esto es que en cada sesión el vello crece más lentamente, más débil y más fino. Si el vello no vuelve a aparecer en los siguientes siete meses seguramente no volverá a salir.

Mitos sobre la DEPILACIÓN láser

2. No se puede predecir el número de sesiones – Otra de los grandes mitos de la depilación láser es que en cuatro sesiones, deja de aparecer el vello. Esto no es cierto, claro está. Se recomienda hacer una sesión cada cinco o seis semanas y nunca se sabrá el número de sesiones que se requiere, porque depende de la zona a depilar,  del color y grosor del vello.

Mitos sobre la DEPILACIÓN láser

Antes de realizarte la depilación láser, cualquier duda que tengas, lo mejor es que la preguntas a un/a profesional de la estética que seguro te ayudará a resolver problemas, recelos, desconfianzas, e incluso miedos, que muchas veces se tienen antes de comenzar el tratamiento y muchas veces no te atreves a preguntar.

 

Te puede interesar