Usar adecuadamente el corrector

Kim Kardashian maquillada

Uno de los productos que más usamos a la hora de maquillarnos es el corrector, y es que este producto tiene la ventaja y el inconveniente de corregir defectos, ensalzar virtudes, pero también de acentuar los primeros si no se aplica correctamente.

Pocas son las mujeres que pueden presumir de tener una piel sin imperfecciones, para el resto de las mortales, en el mercado hay una amplia gama en el mercado de productos que con su ayuda podemos camuflar esos defectillos, como pueden ser granitos, ojeras, rojeces, manchitas o cicatrices… 

Muchas son las mujeres que, al tratar de corregir imperfecciones, usan un iluminador en lugar de un corrector, craso error, porque como ya os expliqué en un artículo anterior, el iluminador lo que hace es captar la atención sobre la zona donde lo apliques, por lo que si lo pones en unas ojeras, imagínate el resultado!!

Usar adecuadamente el corrector

Cuando os hablo de hacer correcciones o de la necesidad de disimular rojeces o algunas manchas oscuras, lo ideal es usar un corrector de maquillaje, pero hay de diferentes tipos, deberás saber que hay unos colores que neutralizan a otros para acertar con el tono que mejor se adecua a tus necesidades.

1. Color verde – Va muy bien cuando queremos camuflar  imperfecciones como manchas rojas o el acné, también se usa para disimular una pequeña picadura o una alergia. Para usar este tono, la imperfección deberá ser de color rosa o rojo.

2. Color naranja – Va muy bien para tapar las ojeras que son entre azuleadas y grisáceas y también va muy bien para disimular alguna manchita oscura que tengas en la parte superior de los labios.

3. Color amarillo – Estupendo para disimular las ojeras moradas o violetas, y para todo tipo de imperfecciones de estas tonalidades, como los hematomas.

4, Color lila – Va muy bien si quieres tapar granos de color amarillo o alguna imperfección en un tono marrón, también es un buen disimulador de cicatrices y manchas anaranjadas.

5. Color azul – Perfecto para tapar imperfecciones solo de color naranja, pero debes saber difuminarlo muy bien…

6. Color blanco – Logra que las líneas de expresión se suavicen y se rellenen. Se puede usar como iluminador, para dar más importancia a algún rasgo facial que te guste más y para darle más luz al rostro.

7. Color carne – Este corrector deberá ser igual que nuestro tono de piel o un tono más claro, y siempre se usa después de la base porque su trabajo  es ocultar lo que ese producto no ha logrado. Lo ideal es que sea uno o dos tonos por debajo del nuestro.

Si te lías mucho con esto de los colores, hay una técnica que es inflalible, ten siempre a mano un tono claro y otro oscuro, porque todas las tonalidades claras resaltan la zona sobre la que las aplicas, y los tonos oscuros las esconden. Para camuflar usa colores que sean oscuros, y para realzar, los colores más claros.

Para resumirlo un poco, dependiendo del color del defectillo que quieras camuflar, deberás escoger su opuesto, os dejo la imagen de una rueda cromática para que comprendáis lo que os digo, y conozcáis de primera mano cuál es el color contrario a vuestro problema.

Usar adecuadamente el corrector

Después de conocer un poco cómo usar los colores, ahora toca elegir textura:

1. Correctores en barra – Estupendos para camuflar granitos y manchitas de la piel, pero no terminan de quedar bien si intentas tapar unas ojeras porque suelen ser muy secos y cuesta de difuminar bien. estupendos si tienes la piel grasa.

2. Correctores compactos – Son de los que más cubren y tienen la ventaja de que cubren muchas imperfecciones, como manchas y ojeras, y algunos sirven también como iluminadores, dependiendo del tono que elijas. Si lo quieres usar para tapar alguna imperfección, apuesta por uno que sea muy parecido al tono de tu piel.

3. Correctores fluidos – Van muy bien para camuflar las ojeras, además son los más hidratantes, y esa zona tiende a secarse y a formar arruguitas, así que estos correctores son ideales porque no suelen agrietarse.

4. Correctores en lápiz – Perfectos para corregir problemas muy localizados, como manchas o granitos.

 

Te puede interesar