Durante la primera semana de confinamiento intenté encontrar el lado positivo de esta situación: “por lo menos mi piel estará perfecta, porque no tendré que luchar contra el sol o la contaminación y podrá dedicarme a diario a mi rutina de cuidado de la piel…” Pero después de 15 días y unas cuantas espinillas después, me di cuenta de que todo había sido una ilusión.

No puedo seguir con la misma rutina de cuidado de la piel ahora que cuando salía a la calle todos los días. Necesito un plan de belleza diferente que pueda lidiar con el aumento del estrés y con las horas que paso en el interior de mi casa. Si a ti te pasa igual, seguro que en esta entrada encuentras más de un buen consejo.

Seguir una rutina de cuidado de la piel diferente es lo mejor

Aunque permanecer todo el día en casa te va a ayudar a proteger la piel del sol, también puede conllevar un impacto negativo en su salud. Pasar más tiempo en casa viene también con un añadido extra con puede ser un cambio en la alimentación, en el nivel de actividad, e incluso en la salud mental.

Hoy te voy a contar cómo puedes cuidar tu piel para que no sufra más de lo necesario.

Qué puede causar problemas en la piel durante el confinamiento

Cambios en la alimentación

Cómo aplicar tu rutina de cuidado de la piel durante el confinamiento

¿Desde que estás encerrada en casa tomas más alimentos procesados, lácteos o carbohidratos? Esto puede explicar que tengas repentinos brotes de acné.

Muchas investigaciones han demostrado que dietas ricas en azúcar, carbohidratos procesados y productos lácteos pueden llegar a empeorar el acné.

Para combatirlo, lo ideal es intentar comer cereales enteros, verduras, frutas y proteínas tanto como sea posible.

El alcohol también afecta al estado de tu piel. Porque cambia el equilibrio hormonal de esta y la hace más propensa al enrojecimiento y a la inflamación.

Es sabido que el alcohol acelera el proceso de acné y de rosácea, y el exceso también provoca deshidratación del cuerpo y de la piel. Esto hace que te notes la piel opaca.

Cambios en tu actividad

Teniendo en cuenta que tienes que tenemos que estar encerrados en casa, es muy probable que no realices tanto ejercicio como antes de la cuarentena.

La disminución del nivel de actividad pueden conllevar a una menor circulación de la sangre hacia la piel. Esto puede ocasionarte hinchazón de la piel y una tez opaca.

Puedes seguir manteniéndote activa con un buen surtido de clases online gratis que ahora mismo ofrecen por internet.

Calidad del aire

Dentro de casa suele haber, por regla general, poca humedad. Esto hace que la piel se reseque mucho. Especialmente si estás expuesta a la calefacción o al aire acondicionado.

Es muy importante que apliques ingredientes hidratantes extra a tu piel si pasas mucho tiempo en el interior. Opta por el uso de un serum de ácido hialurónico, y considera invertir en un humidificador. Como también sabrás, el interior de una casa debe ventilarse a diario, pero si no puedes, no te viene mal un purificador del aire.

Estrés

Existe una conexión significativa entre la piel y el estrés. Y se intensifica especialmente en momentos de ansiedad.

Cómo aplicar tu rutina de cuidado de la piel durante el confinamiento

El estrés hace que los niveles de cortisol se disparen y haya una sobreproducción de citocinas inflamatorias. Esto aumenta la inflamación de la piel y empeora las afecciones inflamatorias como el acné, la rosácea, el eccema y la psoriasis. 

El estrés también está relacionado con un aumento de la producción de grasa en la piel. Y puede provocar que el acné se intensifique

Intenta combatir el estrés en tu día a día. Escribe un diario, camina por casa mientras meditas… De este modo ayudarás a tu organismo a combatir estos problemas.

La mejor rutina de cuidado de la piel durante la cuarentena

Que te tengas que quedar en casa no quiere decir que olvides tu rutina de cuidado de la piel a diario. Muchas personas se olvidan de lavarse la cara, aplicar serums antioxidantes, humectantes, bloqueadores solares, etc, mientras están en casa, pero es importante seguir con la rutina de cuidado de la piel durante este tiempo.

Te presento algunos productos que deben convertirse en tus imprescindibles.

LIMPIAR

Incluso si durante estos días no estás usando maquillaje, es muy importante limpiarte la cara tanto por la mañana como por la noche. Utiliza un limpiador suave para eliminar toda la grasa, células muertas y bacterias.

Cómo aplicar tu rutina de cuidado de la piel durante el confinamiento

Es muy importante “desatascar” bien los poros para permitir que la piel respire adecuadamente.

A mi, personalmente, me gusta mucho Cetaphil, porque elimina la suciedad y las células muertas sin eliminar los aceites naturales de la piel.

Pero si eres propensa al acné,  La Roche Posay Effaclar cuenta con unos productos buenísimos, incluso hay un gel que contiene peróxido de benzoilo para ayudar a disminuir la inflamación y destruir las bacterias que causan el acné.

SUERO ANTIOXIDANTE

Es muy posible que en tu día a día utilices un serum de vitamina C pero te sugiero que dupliques su uso durante estos días de cuarentena.

Lo ideal es que lo uses por la mañana, por la tarde y por la noche. Tu piel se estresará, y los antioxidantes la ayudarán a calmarse y a combatir el daño que causa esa ansiedad y los radicales libres.

NO OLVIDES HIDRATAR

Dado que el aire del interior de las casas suele ser seco, tendrás que aplicar ingredientes hidratantes durante todo el día para lograr una piel sana e hidratada.

USA PROTECTOR SOLAR

Aunque no vayas a salir, es importante proteger tu piel de los rayos UV, que pueden penetrar a través de las ventanas, y de la luz azul de la pantalla del móvil, tablet o pc.