Dieta por Navidad, disfruta sin miedo a engordar

Mujer comiendo en Navidad

La navidad es culturalmente una época de excesos alimentarios, una de las cosas que nos saltamos siempre es la dieta por Navidad, porque con los compromisos sociales, laborales y familiares, parece que estamos obligados a encadenar una comida detrás de otra y, como suelen ser auténticos festines, pues la dieta se descontrola.

Parece cosa imposible escaparse de ganar algún kilo de más durante las fiestas, pero ¿está todo perdido?, pues, porque hoy te voy a dar lasclaves para que puedas disfrutar de la navidad sin remordimientos.

 

Cómo no saltarse la dieta por Navidad

La clave no está en no darnos un capricho en las próximas fiestas, puedes mantener tu dieta por Navidad y comer de todo, lo único que debes hacer es gestionar bien las calorías, compensando los excesos con el resto de las comidas que realices durante el día.

Prueba a celebrar la Navidad en tu casa, de este modo podrás diseñar el menú y podrás llevar un mayor control sobre qué vas a cocinar y cómo lo vas a hacer.

Mujer comiendo por Navidad

Cuando vayas a servirte la comida, un truco está en llenar la mitad del plato de verduras, el resto destínalo a proteínas e hidratos de carbono. Intenta seleccionar bien los alimentos y acertarás de pleno y podrás seguir con tu dieta por Navidad sin temor a coger quilos indeseados pero sin pasar hambre.

Di de una vez por todas adiós al picoteo tanto antes como después de las comidas, parece mentira, pero ir comiendo que si almendritas, patats fritas, que si esto que si aquello, hace que sumes un gran número de calorías casi sin darte ni cuenta. Si notas que te cuesta mucho hacer este sacrificio, lo mejor es que optes por poner en la mesa productos más sanos, como encurtidos, berberechos, etc.

El aceite de oliva es muy saludable pero también contiene muchas calorías, no te excedas en la cantidad que vas a añadir, porque no le darás más sabor a los platos pero sí más calorías, así que no abuses de este producto.

Algo que debes evitar todo lo que puedas son las salsas blancas, mejor que optes por las que tienen como base el tomate. Un consejo, la opción más sana para que realces el sabor de las carnes y de los pescados que vayas a preparar son las especias, te aseguro que el resultado es sorprendente.

Yo soy una gran amante del pan y no dejo de comerlo por nada del mundo, prefiero cortarme con otros caprichos que con este alimento, pero si tú sí que puedes prescindir de él, hazlo, son unas cuantas calorías a las que dirás adiós.

Cuidado con el alcohol y sus calorías

El alcohol tiene muchísimas calorías, al igual que los refrescos carbonatados, el agua es la bebida más saludable y que no aumentará tu talla, ya sé que puede resultarte muy aburrido, pero puedes tomarla con gas y una rodaja de limón. Otra opción es mirar en la tienda, antes de comprar, qué vinos son los menos calóricos.

Debes tener en cuenta que a mayor graduación más calorías, así que es mejor tomar una copa de vino, una cerveza o una copa de cava. Procura no mezclar el alcohol con zumos o refrescos carbonatados porque duplican sus , trata de no mezclar el alcohol con zumos o refrescos
azucarados que duplicarían su valor energético.

Mujer con cinta métrica

Después de las comidas copiosas llegan los postres. Lo ideal después de comer bastante es tomar una pieza de fruta o un postre ligero como un sorbete de limón. Si te apetece comer dulces por Navidad, cosa de lo más normal, cómelos pero solo los días festivos, no durante las dos semanas seguidas.

La vainilla, la menta o la canela, son estupendos sustitutos del azúcar, son endulzantes naturales y no contienen tantas calorías.

Si te ha sobrado comida, cosa que nos pasa a todas, una buena idea es repartirla entre tus invitados, de este modo evitarás caer en la tentación de volver a comer de lo mismo.

Algo súper importante es NO saltarse las comidas, lo único que vas a lograr es tener un hambre impresionante cuando te pongas a comer y va a ser peor el remedio que la enfermedad.

 

No te apoltrones en el sofá, un buen paseo después de comer te va a ayudar a bajar la comida, y no te cortes, piensa que aunque estás a dieta, puedes comer de todo, solo que de una forma moderada, de este modo no engordarás.

 

 

Te puede interesar

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *