Proteger el pelo de la cal

mujer lavándose el cabello para proteger el pelo de la cal

Depende de donde vivamos, el agua es muy dura, es decir que tiene mucha cal, por lo que tanto el cabello como la piel lo sufren, por eso es imprescindible proteger el pelo de la cal.

Cuando me refiero a un agua dura, se trata de un agua que tiene un alto contenido de minerales como por ejemplo el magnesio, el óxido de calcio o la cal. Este último es un ingrediente que produce una enorme sequedad y afecta de una manera muy importante a la humedad y a la belleza del cabello y de la piel.

Cómo puedes proteger el pelo de la cal

Si notas que tienes el pelo más seco de lo normal, puede ser un signo evidente de que la cal está afectándolo, por eso luce opaco y con poca salud. La cal afecta más a un tipo de cabello que a otro, por ejemplo, las personas que tienen el pelo rizado suelen sufrir más el impacto de la cal del agua.

mujer lavándose el cabello para proteger el pelo de la cal

Está claro que no todo el mundo se puede permitir poner un descalcificador en casa, por lo que os voy a dar unos cuantos trucos para proteger el pelo de la cal.

Un estupendo truco y muy baratito para proteger el pelo de la cal es llenar una botella de un litro o litro y medio, con agua del grifo y le añades un cuarto de taza de vinagre. Ahora agita bien y resérvalo. Cuando hayas lavado tu cabello de manera habitual, enjuaga con la mezcla que habías preparado. Te cuento el secreto, el vinagre es un neutralizante de la cal y además, logrará que tu melena brille mucho.

Otra manera de proteger el pelo de la cal es después de cada lavado, durante el último enjuague, hazlo pero con agua embotellada que sea baja en minerales. No hace falta que enjuagues con agua embotellada para aclarar todo el jabón, solo al final, puedes usar una botella de litro y medio al finalizar y notarás como la apariencia de tu cabello mejora muchísimo.

Si no quieres gastar demasiado dinero en botellas de agua, puedes comprarte una jarra que tenga un sistema de descalcificación y puedes rellenar las botellas con ese agua.

mujer peinándose

Otra manera de olvidarte del dichoso problema del agua del grifo, para proteger el pelo de la cal para siempre es la instalación de un filtro en la ducha, normalmente suelen ser universales y se compran en cualquier ferretería. No tienen una instalación compleja, así que tú misma puedes hacerlos, te servirá para eliminar la cal del agua de ese grifo y notarás una gran mejoría tanto en tu pelo como en tu piel. Es una manera mucho más permanente de proteger tu melena.

Debido al problema de la cal que suele afectar muchísimo a la hidratación tanto del cuero cabelludo como del cabello, debes añadir a tu lavado de pelo una rutina con unos productos que se convertirán en tus grandes aliados para su cuidado.

Te recomiendo que uses un acondicionador en cada lavado para que tu cabello se hidrate. Hay mascarillas comerciales muy buenas, pero recuerda que si tienes el pelo graso, solo tienes que aplicarla en las puntas.

Las mascarillas naturales son unas excelentes aliadas para potenciar la hidratación y la buena salud del cabello, me gustan mucho tanto la mascarilla de aceite de coco o la de aguacate porque son muy efectivas.

Puedes usar una crema para peinar sin aclarado que te ayudará a humectar tu cabello y contrarrestar la sequedad que produce la cal. Sobretodo si tienes el cabello rizado.

Mascarilla de aceite de coco

Si quieres hacer una mascarilla natural para proteger el pelo de la cal, te recomiendo una mascarilla de aceite de coco.

Lo primero que tienes que hacer es ponerte encima de los hombros una toalla vieja porque el aceite de coco puede chorrear un poquito y ten a mano un gorro de ducha.

mujer usando mascarilla de aceite de coco

Coloca en un bol apto para microondas entre 3 y 5 cucharadas soperas de aceite de coco (dependiendo de la longitud de tu melena y del grosor). Opta por el uso de aceite de coco sin refinar.

Calienta el aceite de coco en el microondas durante unos 30 segundos a alta temperatura. Muévelo y vuelve a calentarlo otros 30 segundos hasta que esté completamente derretido. Si no tienes microondas puedes intentar derretirlo con tus propias manos, solo tienes que ir de cucharada en cucharada. El aceite de coco tiene la ventaja de que se derrite con poco calor.

Deja que se enfríe durante unos minutos y deja caer el aceite sobre la parte superior de tu cabeza, y distribuye uniformemente por el cuero cabelludo. Ve masajeando suavemente por todo tu pelo hasta las puntas. Puedes usar un peine para distribuir mejor el aceite. Si solo necesitas acondicionar las puntas, aplica solo el aceite de medios a puntas.

Hazte un moño algo alto y cubre el pelo con el gorro de ducha, espera unas dos horas y luego lava tu pelo de la manera habitual. Lava dos o tres veces hasta que dejes de notar tu cabello graso.

 

 

 

Te puede interesar