Trucos caseros de belleza

Ahora que ya estamos inmersos en el buen tiempo, os voy a dar unos cuantos trucos de belleza para que luzcáis radiantes y sin gastar más de lo necesario porque son productos naturales.

El simple hecho de maquillarnos todos los días, la contaminación, el clima, etc, pueden lograr que la piel de nuestro rostro se vea opaca y poco saludable, por lo que ha llegado el momento de buscar una solución, bueno más bien unas cuantas, para que en estos días de Verano que se aproximan luzcamos nuestra mejor cara.

1. Té verde con Aloe Vera – Mezcla la pulpa de esta planta con té verde, una cucharada de esta infusión es suficiente. Crea una pasta y aplícala en la cara, pero cuidado con las zonas sensibles como es el contorno de los ojos o los labios, debes hacerlo como otra mascarilla, rodeando esas zonas. Espera unos 15 minutos como poco y después lava esta mezcla con agua tibia.

Trucos caseros de belleza

2. Arcilla verde con papaya – La arcilla verde la podéis comprar en cualquier herboristería y es ideal para revitalizar la piel. Solo tienes que poner en un bol un cuarto de papaya pelada con cuatro cucharaditas de arcilla verde, y si puedes media cucharada de pulpa de Aloe Vera. Bátelo todo y aplícalo por la cara y el cuello, deja que esta mascarilla actúe una media hora y enjuaga con agua tibia.

3. Harina de Avena y cacao en polvo – Bate con la ayuda de una batidora 1/3 de una taza de cacao y tres cucharaditas de harina de avena cruda, que también encontrarás en cualquier herboristería, tres cucharadas de miel y dos cucharadas de crema agria (en el Mercadona hay).

Mézclalo todo hasta obtener una pasta muy fina con la que vas a cubrir el rostro. Deja la mascarilla actuar durante por lo menos unos 15 minutos, y después lava con agua tibia.

4. Pepino y limón – Prepara jugo de pepino y mételo en el congelador durante por lo menos una horita, después sácalo y añade el zumo de un limón.

Mézclalo todo, ahora aplica unos trocitos sobre los ojos, o ponlos encima de una gasa para evitar el contacto tan helado y deja que actúe durante unos 15 minutos más o menos. Ahora enjuaga los ojos con agua fría y si tienes, aplica un poco de aceite de almendras para rehidratar la zona. Estos dos alimentos son muy efectivos por sus efectos refrescantes y astringentes.

5. Aceite de almendras, arcilla blanca y yema de huevo – Mezcla una cucharada de aceite de almendras, una yema de huevo y una de caolín o arcilla blanca.  Bate todos los ingredientes hasta formar un pasta homogénea. Ahora aplícala como una mascarilla en cuanto la hayas preparado, y deja que actúe unos 20 minutos.

Después de eso, coge un algodón empapado en agua y comienza a retirar la mascarilla, cuando la hayas retirado toda, lava la cara con agua fresca.

Esta mascarilla es buenísima para la piel porque el aceite de almendras aporta los aceites esenciales que forman parte de la piel y que se pierden cuando esta se reseca, favoreciendo la aparición de arrugas. Este producto tiene un efecto hidratante que mantiene la humedad de la piel, por lo que va muy bien para prevenir la aparición de estrías. 

6. Servilleta y agua de arroz – Aunque parece un remedio muy complicado no lo es tanto. Coge un puñado de arroz y lávalo un poco en un bol, con el agua lavar un poco de arroz en agua que ha soltado, que está repleta de almidón, empapa una servilleta de papel o un papel de cocina que sea grueso. Deberás haberle hecho previamente unos agujeros a la altura de la nariz, ojos y boca para crear como una mascarilla tipo peel off, aplica el papel húmedo y déjalo actuar unos 20 minutos. Posteriormente aclara con mucha agua.