Desde que el pasado 9 de Abril diera a luz a su hija Olivia, la actriz Amaia Salamanca ha vivido completamente entregada a su hija y a su nueva vida, por lo que no se ha dejado ver en ningún acto.

Pero, Amaia Salamanca ha regresado a la vida pública más bella, si cabe, que nunca, con una gran sonrisa y derrochando sentido del humor en el estreno de una obra de teatro.

La actriz dejó su faceta maternal por unas horas y acudió al estreno de la obra de teatro “Una historia de amor y miedo” en la que se rodeó de un amplio elenco de compañeros de profesión.

La reaparición de Amaia Salamanca ha sido muy esperada, y no es de extrañar que fuera el centro de atención de todas las cámaras de los Medios de Comunicación que habían asistido al estreno.

Amaia Salamanca reaparece después de ser mamá

Hemos podido contemplar a una más que recuperadísima Amaia, que ha mostrado una figua envidiable, en esta ocasión apareció con un look muy sencillo, una camiseta negra combinada con una chaqueta de punto rosa, un pañuelo en print animal y unos jeans muy ajustados que evidencian la buena forma de la actriz.

El cutis de la actriz estaba radiante, lleno de luz,  no me cabe duda de que la maternidad le ha sentado muy bien, que acudió sin su pareja, Rosauro Varo.

La actriz se lo pasó en grande con quien se ha convertido en un gran amigo de Amaia, después de su trabajo juntos en la serie “Gran hotel”, Eloy Azorín, derrochando buen humor.

Amaia Salamanca también coincidió con la actriz Manuela Vellés, que ha trabajado con Amaia en la serie Velvet o Fernando Andina con el que tuvo el placer de trabajar en la serie que la llevó al estrellato, Sin tetas no hay paraíso, entre otros. 

 

Te puede interesar