Nuestra imagen es tu carta de presentación en muchas ocasiones casi casi igual que el currículum que entregas, te puede servir para abrirte muchas puertas o bien para cerrarlas.

Pero cuidado, porque todo debe tener un punto de acuerdo, con esto vengo a decir que hay mujeres que impresionan por su imagen pero que a la hora de conversar con ellas o al poner a prueba sus habilidades para cierto puesto, dejan mucho que desear, por lo que nuestra imagen no debe dar a entender algo que no somos…

Es muy importante la imagen que das de cara a los demás

La imagen que damos a los demás, a parte de ser elegante debe ser auténtica, con esto quiero decir que el estilo que escojas tanto en tu ropa, peinado o maquillaje deberá revelar o acentuar lo mejor de ti misma y también de tu personalidad. De otra manera, el resultado de tanto arreglo es algo falso, diríamos que incluso algo frívolo.

Tu imagen es tu carta de presentación

La imagen que damos es muy importante, debes tener muy claro que deberás seguir siendo tú misma y no alguien que en realidad no eres. A la hora de arreglarte deberás preguntarte ¿estas prendas son una prolongación de mi carácter?, ¿este maquillaje se adecua con mi belleza interior? en definitiva ¿me siento yo misma con todo?

Después de hacerte todas estas preguntas y de haberte vestido perfectamente, con un maquillaje y un peinado impecables, toca saber cómo relacionarse con los demás, porque si tus buenos modales escasean, todo lo que has avanzado antes ahora lo estás tirando por tierra.  La forma en que saludes a las personas, la manera con la que camines, hables, te sientes, etc, es lo que va a hablar a los demás sobre ti.

Ten cuidado a la hora de expresarte, sobretodo si estás buscando empleo, porque además de tu talento profesional, tus dotes en relaciones humanas son muy importantes.

Tu imagen es tu carta de presentación

Volviendo a la imagen. debes recordar que lo que la gente vea de ti será un reflejo de tus valores personales, es decir, igual que cuando vas a un museo a ver un cuadro, seguro que muchas veces has oído hablar de lo que el cuadro refleja de su autor, pues esto es lo mismo, todo lo que se ve de ti es un retrato propio.

El conjunto total deberá ser el resultado y la proyección de tus valores personales y de las metas a las que quieres llegar tanto como mujer como profesional.

Hay un refrán que dice “dime con quien andas y te diré quien eres”, pues yo hoy te voy a decir ” dime como te vistes y te diré a donde quieres llegar y cómo te respetas”…Tu imagen es tu carta de presentación

¿Te has fijado en las mujeres que aspiran o que son políticas” seguro que has visto que la mayoría cuida mucho la apariencia que dan, o por ejemplo la diseñadora Carolina Herrera, o mucho más lejos, la reina, es como si siguieran un protocolo… Y realmente es así, buscan su propio estilo personal pero siempre sabiendo lo que su look va a decir de ellas mismas, por eso normalmente apuestan por estilos clásicos, porque saben que con ellos siempre acertarán.

Así que debes tener muy claro que a la hora de buscar tu propio estilo, que te defina no solo como mujer sino como persona, debes analizar muy bien que la imagen que estés dando sea auténtica, que tus modales sean los adecuados en cada momento y que jamás se puede ser elegante si tus valores personales son pésimos.

Es por eso que muchas personas dicen que una mujer no es elegante si no nace elegante, si tu forma de pensar es diferente a lo que muestras, tu imagen jamás terminará de convencer a nadie, y mucho menos a ti.