Completamente oscuras, las cremas negras están creando un nuevo boom en los tratamientos antiedad de lujo. Muchas de nosotras ya estábamos acostumbradas a usar mascarillas purificadoras de color negro, pero no es lo más normal, pero con las nuevas propuestas de las marcas de cosmética, las cremas negras van a estar en nuestro neceser durante todo el año.

Muchas son las marcas que están apostando por el uso de cremas negras como por ejemplo Givenchy o Filorga, entre otras, que ofrecen estos tesoros de juventud sin tener que retirarlos después del rostro.

Ya por el año 2007, el diseñador Giorgio Armani creó un tratamiento facial al que llamó “Crema Nera” o crema negra si la traducimos, pero da la casualidad de que la textura de ese producto no era de ese color, sino exactamente como las demás, pero todo tenía un por qué, resulta que su nombre venía de las propiedades de esa crema, que se basaban en los baños de barro y aguas termales del lago “Specchio di Venere”, muy famoso por sus cualidades reparadoras de las pieles sensibles.

Las cremas negras se ponen de moda

Y es que el secreto de la isla Pantelleria reside en los pliegues de la lava al estar petrificada, en la que se encuentra la pantellerita obsidiana, un compuesto de origen mineral.

De este modo fue como nació la primera crema negra sin ser de ese color, y tuvo tanto éxito que acaban de incorporar un nuevo producto, se trata de Supreme Reviving Cream Light Texture,  un gel-crema evanescente especialmente creado para las pieles que están expuestas a los climas más cálidos y húmedos. Y además, también se ha creado la Crema Nera Extrema, compuesta de una de las plantas de resurrección más impactantes, la Myrothamnus flabellifolia.

Esta planta está expuesta a prolongadas e intensas sequías y a temperaturas extremas, por lo que ha desarrollado un impresionante metabolismo que le permite permanecer latente durante diez años y resucitar con solo unas pocas gotas de agua.

Después de esta crema de Giorgio Armani, siguió Givenchy, que el año 2008 creó Le Soin Noir, y esta crema facial sí era de color oscuro!! Este pigmento oscuro procede de unas moléculas negras que se extraen de un alga que es capaz de sobrevivir en las condiciones más extremas y que se regenera gracias a que puede influir en su ADN. Pues bien, después de seis años, aparece Le Soin Noir de segunda generación.

Las cremas negras se ponen de moda

Una nueva versión de la primera crema que añade Savia Dorada a su composición, que actúa en el corazón de la dermis deteniendo el cambio de la forma de los fibroblastos, por el envejecimiento y los ayuda a recuperar sus características de las células jóvenes.

Por otra parte, los laboratorios Filorga han creado Skin-Absolute, que es la primera crema de color negro del mundo de venta en farmacias!

Tiene como novedad que es capaz de aportar silicio al organismo, a través de la piel. Casi todos sus componentes son de nueva generación, como el cóctel revitalizante exclusivo que contiene 53 ingredientes, entre ellos el alga Wakame y polvo de meteoritos.

Las cremas negras se ponen de moda

El silicio que aporta este polvo de meteoritos es indispensable para la piel, porque la regenera gracias a la síntesis de colágeno, elastina y ácido hialurónico.

Como podéis comprobar, la tendencia de las cremas de color negro va a ir aumentando, porque se han convertido en objeto de deseo de muchas celebrities que aspiran a no envejecer nunca, seguro que ahora también quieres tú en tu neceser este nuevo antídoto contra el envejecimiento, ¿serán estas cremas una nueva fuente de la eterna juventud? De momento habrá que esperar a comprarlas, su precio oscila entre los 90 y los taitantos euros…

Te puede interesar