La manicura que sueles lucir a diario dice mucho de tu personalidad, si por ejemplo llevas las uñas mordidas, la impresión que eso ejercerá ante los demás es de que eres una mujer nerviosa y un tanto descuidada, pero si tus uñas están bien limadas y cuidadas, dará la impresión de que te gusta cuidar tu aspecto.

Así que si trabajas en una oficina, no descuides tu manicura porque es una característica importante y evidente que transmitirá a los demás mucho sobre tu profesionalidad. 

Qué manicura debes usar para trabajar

manos tecleando en un ordenador, manicura perfecta

Si tienes que pasar muchas horas sentada en una oficina delante de un ordenador o de cara al público, sabes que tus uñas van a estar expuestas continuamente y que van a sufrir roces con el teclado y con otras superficies, por lo que debes tener en cuenta que necesitarás unos esmaltes de uñas de calidad. Yo te recomiendo los de la marca Skeyndor, porque a mí me suelen durar unos cinco días intactos.Son más caros que otros pintauñas pero eso siempre es sinónimo de calidad.

Si te compras un esmalte de uñas de calidad, notarás que el color te va a durar mucho más tiempo y que además te resultará mucho más fácil de aplicar porque la laca, con el paso del tiempo no se endurecerá ni se formarán esos indeseados grumitos. Lo ideal para ir a la oficina a trabajar es que apuestes por una manicura que sea sencilla, que no resulte demasiado llamativa, pero sobretodo que tus manos se vean cuidadas y elegantes.

Tipos de manicura

Si quieres acertar con tu manicura para ir a la oficina, nada mejor que apuestes por un esmalte en un tono clarito, puedes optar entre darle a las uñas una forma más redondeada o cuadrada. La diferencia entre ambas es que la manicura redondeada te dará un aspecto más fino, suave, sin embargo la cuadrada hace que tus manos se vean más formales y serias.

Una manicura que me gusta mucho por su sencillez y elegancia es la manicura francesa, de la que ya os he hablado en otras ocasiones. Para realizarte una manicura francesa necesitarás un esmalte muy similar al color natural de tus uñas y otro de color blanco para pintar el borde superior de las uñas. No me extiendo más porque todos los pasos te los he resumido en el artículo “Cómo hacer una manicura francesa“.

 

Colores que puedes usar

Los tonos que emplees en tu manicura para ir a trabajar dependen exactamente igual que la ropa, de la época del año, por lo que podrás variar los colores dependiendo de si la estación es más o menos calurosa, por lo que los tonos pueden ser más o menos cálidos.

nail art, manicura

Eso sí, dentro de la gama de colores más aconsejable, lo ideal es que en invierno los colores sean de tonalidades neutras como el blanco, el marfil, el rosa, el porcelana, etc, porque dan un aspecto más sano y vivo a las uñas pero sin llamar la atención, algo muy importante en un trabajo en el que vas a necesitar no perder la concentración con nada, ni siquiera porque se haya quitado un poco de esmalte de alguna uña.

Por el contrario, en Verano puedes escoger algunos tonos más alegres como el color azul, el verde, el amarillo, pero siempre en tonos pastel.

En la actualidad hay un sinfín de esmaltes de uñas pero también podemos crear muchos diferentes diseños de lo más creativos, con los que se pueden decorar las uñas, eso sí, recuerda que estás trabajando en un ambiente profesional, si es algo creativo, estupendo, déjate llevar, pero si es más formal apuesta por una decoración muy sutil, porque necesitas transmitir mucha profesionalidad…

 

Te puede interesar