Si eres de las que te has depilado las cejas super finas, al igual que se llevaban en los años 90, te habrás dado cuenta de que, poco a poco, te has ido quedando con unas cejas despobladas y ahora que ha llegado la tendencia de tenerlas naturales, necesitas usar todos tus trucos para que parezcan más llenas, por eso se ha puesto tan de moda el Microblading.

Ya puedes decir adiós a los productos de belleza que usas a diario para hacer que tus cejas aparezcan más pobladas. El Microblading es un tratamiento permanente que logrará que tus cejas se vean más llenas, eso sí, duele un poquito.

Luce unas cejas más gruesas gracias al Microblading

El Microblading no es más que un tatuaje facial, en este caso, para las cejas, que las rellena de una manera natural, sin que parezca que te las has “pintado”.Microblading, nuevo tratamiento de belleza para poblar las cejas

El responsable de esta nueva técnica se llama Piret Aava, todo un experto en Microblading y al que se le conoce como “El doctor de las cejas”.

Muchas son las celebrities que han puesto sus cejas en manos de Piret, tanto mujeres como hombres,  como es el caso de Olivia Palermo o JR Smith.

La diferencia con un tatuaje normal es que en este caso lo que se hace es implantar el pigmento debajo de la piel manualmente en lugar de hacerlo con una máquina. El artista dibuja líneas de pelo intentando imitar la salida natural de las cejas. Lo malo es que no es tan profundo como un tatuaje “normal” por lo que con el tiempo hay que volver a retocarlo para que quede bien.

Antes de hacerse un tatuaje de cejas hay que intentar evitar tomar alcohol y retinol por lo menos una semana antes de iniciar el tatuaje. Tampoco son recomendables la ingesta de anticoagulantes y aspirina. Microblading, nuevo tratamiento de belleza para poblar las cejas

En cuanto al dolor que produce esta técnica, hay que decir que es relativo. Con esto me refiero que, depende de la intensidad de dolor que aguante cada persona, dolerá más o menos. Yo, personalmente, llevo dos tatuajes y me dolieron aunque la intensidad no era como yo la esperaba… Pues esto es lo mismo, pero por regla general es como si te “arañaran” la piel. Pero, lo bueno, es que antes de comenzar a tatuar, el doctor Aava prepara la piel de sus pacientes con una crema anestésica para disminuir la sensación de dolor.

Es muy importante que, después, de haberse realizado este tratamiento, se protejan adecuadamente las cejas. No debes hacer deporte, para no generar sudor, también debes evitar el agua en esa zona. Es posible que notes que la piel te escuece o que se enrojece durante la primera semana. Para ello lo ideal es aplicar vaselina en la zona tratada.

El resultado del Microblading puede llegar a durar hasta tres años. Todo dependerá de la piel y del estilo de vida de cada persona. Hay quienes se retocan a los 6 meses…

Eso sí, esta técnica no es nada barata. El primer “tatuaje” puede llegar a valer casi 900 euros.