Palm Painting, la coloración capilar del momento

Palm Painting, la coloración capilar del momento

Hace poco tiempo os estuve hablando de diferentes tipos de coloraciones que se han puesto de moda esta temporada. Entre ellas el Palm Painting. Del cual hoy os voy a hablar en profundidad.

El Palm Painting se ha convertido en la coloración capilar del momento y son muchas las famosas que han apostado por esta nueva técnica. Este es el caso de Giselle Bündchen. La modelo las lució en la Gala del Met 2017.

Apuesta por el Palm Painting

Esta nueva técnica ya está amenazando con ser el look más solicitado de este Verano. El Palm Painting es una nueva técnica que ya está siendo muy seguido en las redes sociales. Y en cuanto a las famosas, no solo Giselle Bündchen ha apostado por esta coloración. Rose Byrne, Jessica Biel, Blanca Suárez, Jennifer Aniston o Sarah Jessica Parker entre otras ya apuestan por el Palm Painting.

Palm Painting, la coloración capilar del momento

Esta nueva tendencia en coloración capilar la ha creado el director de coloración del salón Neville Hair Beauty, Marcos Verissimo. Y se trata de una técnica de coloración capilar que consiste en extender el producto con la ayuda de las manos. Sin más papel de aluminio ni gorro ni nada de nada. De este modo se consigue obtener un estilo mucho más fresco, con más luz y muy fácil de poder mantener.Palm Painting, la coloración capilar del momento

Aunque parece algo raro, lo cierto es que la aplicación es de lo más sencilla. Después de hacer la decoloración, esta se aplica en la palma de la mano y, mechón a mechón, se va colocando por toda la melena, siempre de modo manual. Esto lo que hace es que el color se pueda moldear de manera natural según se vaya observando el resultado. Y además, no necesita retoques mensuales. Como se trabaja con las manos, se logra una mayor sensibilidad. Y eso permite hacer degradados, de forma que parezca que el cabello ha sido aclarado por el sol. De este modo, el crecimiento de la raíz, “no existe”. Se aclaran solo medios y puntas.

Lo bueno del Palm Painting es que se puede realizar con cualquier color. Aunque lo ideal es que de base haya un rubio oscuro o medio, llegando a un castaño medio.

Lo buenísimo de esta coloración es que hasta pasados tres o cuatro meses no hay que volver a retocar el color.

 

 

Te puede interesar