Cómo sacar partido a tus cremas

Seguramente en tu armario del lavabo hay infinidad de cremas, una hidratante para el día, que si nutritiva para la noche, que otra antiarrugas, una corporal, para eliminar las manchas, etc, pero no siempre sabes en qué orden debes usarlas o cómo aplicarlas para sacarles un mayor partido.

Cómo, cuando y en qué momento usar nuestras cremas, nos ayudará a permitir que la piel se beneficie de todas las propiedades que contienen, así que hoy te voy a explicar cómo sacar partido a tus cremas correctamente.

Las cremas anti-edad, para que su uso sea realmente efectivo, es ideal que se usen un par de veces al día, es decir, una por la mañana y otra por la noche. Son el tipo de cosméticos que hay que comenzar a usar a partir de los 35 años para que nuestra piel se conserve más joven durante mucho más tiempo.

Cómo sacar partido a tus cremas

Si lo que quieres es usar una crema para eliminar las manchas de la piel o para prevenirlas, independientemente que sea por el sol o por la edad, lo mejor es que comiences a aplicarla por la noche, porque es cuando el sol no va a perjudicarte ni la melanina estimulará la formación de manchas, por lo que la piel se encontrará mucho más receptiva a las propiedades de este producto.

Las cremas que tienen un efecto lifting siempre deberás aplicarlas por la mañana, después de haberte limpiado la piel del rostro, porque de esta manera se absorberán mucho mejor. Si la crema que vas a usar es de efecto lifting inmediato y tienes arrugas profundas, entonces podrás volver a aplicarla de nuevo diez minutos después de su primera aplicación.

Si lo que usas es sérum, lo mejor es que lo uses tanto por el día como por la noche. Por la mañana aplícalo antes de tu crema habitual de día, y por la noche lo mismo, pero con tu crema nocturna. De este modo estarás potenciando tanto los efectos del sérum como de ambas cremas.

Cómo sacar partido a tus cremas

La crema corporal es muy importante saber usarla adecuadamente, porque su forma de aplicación mejorará su eficacia, así que te voy a dar unos consejos muy útiles para que tu piel aproveche todos sus principios activos.

Lo primero que debes hacer, cosa de sentido común, es leer las instrucciones del producto, porque no es lo mismo usar una crema corporal hidratante que una reafirmante.

Lo ideal es que antes de aplicarte la crema en el cuerpo, te realices mientras te estás duchando, un peeling, es muy bueno hacerlo una vez a la semana o cada dos semanas, porque de este modo ayudarás a que las propiedades de este tipo de cosmético penetren en las capas más profundas de la piel.

Aplica producto, si es de tratamiento, como un anticelulítico, solamente en la zona que necesitas el tratamiento, y realiza un ligero masaje en forma de círculos hasta que se absorba por completo.

Lo recomendable es aplicar la crema corporal, sobretodo en Verano, entre una y dos veces al día, ya que la constancia será tu gran aliado para lucir una piel sana y perfecta.

Cómo sacar partido a tus cremas

Si vas a usar cremas anticelulíticas o reductoras, no será necesario que posteriormente te apliques la crema corporal hidratante, porque este tipo de cosméticos ya tienen activos hidratantes.

Si vas a ir a la playa o piscina, lo mejor es que las cremas de tratamiento las uses una hora o dos antes de usar tu protector solar, para que los principios de las primeras penetren bien.

La constancia y la paciencia se convertirán en tus grandes aliadas, si sigues estas premisas, botarás como la piel del cuerpo y del rostro mejora en poco tiempo.

Te puede interesar