¿ Conoces la antigimnasia? Se trata de una invitación para descubrir y habitar nuestro propio cuerpo, un concepto para afrontar la vuelta al trabajo.

Según la fisioterapeuta Thèrése Bertherat, la mayoría de los deportes normalmente suelen aumentar la tensión de los músculos, y según  su opinión, no hay ningún deporte cuya práctica beneficie al cuerpo en su totalidad, porque todos tienen algún daño colateral.

Resulta que la gimnasia de toda la vida busca la raíz de los males en la la relajación muscular e intenta corregirlos aumentando la tensión y, por lo visto, esto no es del todo correcto.

mujeres practicando SH,BAM

Nos pasamos mucho tiempo intentando fortalecer y mejorar la salud del cuerpo a través de un ejercicio físico intenso, intentamos exprimir nuestro cuerpo yendo al gimnasio o haciendo el deporte de moda de esta temporada, el running, pero a lo mejor, esto no es todo lo que nuestro organismo necesita.

Formúlate la siguiente pregunta: “¿Y si nuestros problemas físicos no parten de que la musculatura se halle fofa, sino, por el contrario, de que tenemos muchos músculos excesivamente contraídos?”.

Por eso, hacer ejercicio está bien, pero saber relajar el cuerpo y la mente es igual de importante para lograr llevar una vida sana.

mujer haciendo running

La Antigimnasia se basa en que los males proceden de la tensión muscular y de la carencia de flexibilidad del cuerpo, por lo tanto, intenta relajar los músculos y recuperar su flexibilidad mediante algunas “posturas de estiramiento”.

La antigimnasia es totalmente diferente a lo que conocemos hasta el momento. Esta fisioterapeuta define los ejercicios que ella imparte como una búsqueda del equilibrio físico y mental, que se basa en “relajar lo que está tenso”, porque como todos sabemos, la tensión es la fuente de muchos problemas, como es el caso de fuertes dolores musculares y un gran surtido de molestias.

La antigimnasia ofrece muchos beneficios como son:

  • Mejora el tono muscular y la movilidad.
  • Favorece la flexibilidad y el fortalecimiento muscular.
  • Favorece la disminución del estrés, la tensión achacada al trabajo, o a las actividades cotidianas.
  • Favorece la disminución de los dolores musculares crónicos.
  • Mejora la respiración, la digestión, la circulación venosa, la energía sexual.
  • Desarrolla la motricidad, la coordinación, la orientación, afina las percepciones sensoriales.
  • Mejora la confianza en una misma.

La antigimnasia nos dice que hay que adquirir unos hábitos previos para lograr una flexibilidad muscular para, posteriormente, integrarse sin problemas en la práctica deportiva.

La práctica de la antigimnasia no abarca realizar movimientos violentos, esfuerzos considerables, etc, etc, la gente que realiza esta práctica se puede pasar horas enteras haciendo, por ejemplo rodar una pelota con el pie, para poder comprobar al cabo de una media hora que todos los músculos se han relajado y distendido.

La antigimnasia se pone de moda

Los movimientos varían entre los más sutiles a los más potentes, dependiendo de lo que el profesional proponga en sesiones con pequeños grupos, que permiten conocerse mejor y recobrar nuestro cuerpo. Sesión tras sesión, se logra ir recuperando la movilidad, vitalidad, salud y autonomía.

Si la teoría de esta fisioterapeuta te comienza a gustar, puedes hacerte con alguno de los libros que han publicado Thérèse Bertherat y su hija Marie Bertherat. ¡A lo mejor encuentras la solución a alguna de tus molestias!

Libros sobre la Antigimnasia

El cuerpo tiene sus razones

Correo del cuerpo

La guarida del tigre

Las estaciones del cuerpo

Con el consentimiento del cuerpo

Mi curso de Antigimnasia 

Todos ellos son de la Editorial Paidos y oscilan entre los 13 euros y los 20 aproximadamente, los podéis encontrar facilmente en las librerías que existen por internet

Este método también lo pueden practicar las mujeres embarazadas.

 

 

 

Te puede interesar