Está claro que la crisis va a tardar en marcharse, y desee hace tiempo seguro que has tenido que prescindir de muchos productos de belleza, pero eso no quiere decir que vayas a abandonarte.

Hoy, para que tu bolsillo y tú os pongáis bien contentos, voy a enseñaros algunos cuantos trucos, truquitos y trucazos, para ahorrar en productos de belleza y seguir luciendo bien guapa.

Trucos para ahorrar en productos de belleza

Existen muchos trucos para ahorrar en productos de belleza, hoy te voy a explicar algunos de los que yo suelo utilizar y que me ayudan a mantener mi economía saneada sin repercutir en el buen estado de mi piel.

mujer usando productos de belleza

1. Aceite de almendras – Este es uno de mis grandes aliados para ahorrar en productos de belleza. El aceite de almendras contiene propiedades hidratantes que no solamente nutren la piel, sino que,ahí viene mi truco, ayuda mucho a mejorar la apariencia de la celulitis si se aplica dos veces al día! Por lo que con un solo producto hidratas la piel y luchas contra la grasa acumulada!!

2. Zanahoria – Seguro que de pequeña te decía tu madre: “Niña come zanahoria para que tengas buena vista”. Pues, a parte de esta propiedad, la zanahoria es ideal para combatir la sequedad de los ojos. Coge unos cuantos trozos de zanahoria y los trituras bien, hasta que la consistencia sea de puré. Una vez hecho esto, toma, con la ayuda de un gotero, el jugo que se desprende y echa unas tras gotas en cada ojo y notarás que la piel de los párpados se va volviendo más suave.

3. Hielo – Este truco para ahorrar en productos de belleza lo suelo realizar en Verano porque soy bastante friolera, pero si tú eres atrevida puedes hacerlo en todas las estaciones del año. Pasa suavemente, antes de maquillarte, un trozo de hielo por tu rostro, de este modo, el frío hace que los músculos de la cara se tonifiquen y hacen que tu cutis se vea más terso y que tus pómulos sean la envidia de tus amigas. Si puedes, hazlo todos los días por la mañana, y si no, resérvalo para los momentos más especiales.

Mujer con una margarita

4. Margaritas – Estas flores son muy buenos astringentes, exactamente igual que el que sueles comprar en tu perfumería. Pero es que además, te ayudan a cicatrizar y curan problemas tópicos. Existe el aceite de margarita o de caléndula, que es lo mismo, pero puedes preparar tú un producto casero, tomando agua o aceite, metiendo flores de margarita, dejándolo macerar unos meses en un lugar oscuro. Después, con un algodón empapado, lo aplicas en el rostro. Yo suelo comprar aceite de caléndula porque soy muy perezosa y porque su precio no es excesivamente caro.

 

5. Acetato de aluminio – Una crema facial de calidad suele ser algo cara, pero fíjate bien en la composición de cualquier crema más económica, ya sea facial como corporal, si ves que en la fórmula contiene acetato de aluminio, es que te irá estupendamente para hidratar el rostro y nivelar el pH de la piel. Recuerda que muchas veces es más caro el envase y la marca que su contenido.

6. Miel y azúcar – Este es el mejor exfoliante que he utilizado hasta el momento. porque además de limpiar la piel de células muertas, la hidrata e incluso es un buen desmaquillante. Solamente debes mezclar los dos ingredientes, lo aplicas en el rostro y realizas suaves masajes con movimientos circulares. También suelo usar una mezcla de aceite de oliva y azúcar, e intercalo uno u otro producto según note la piel. Es un remedio natural, muy económico y además efectivo!

Mujer maquillándose con productos de belleza

7. Aloe Vera – No te exagero si te digo que en el patio tengo unas seis macetas de Aloe Vera. Con esta planta hago jabón casero, crema corporal y además una excelente crema antiarrugas. Esta es mi planta mágica porque, entre un sinfín de propiedades, puede prevenir el envejecimiento prematuro de la piel. Si no te quieres complicar mucho la vida preparando mejunjes, solo tienes que cortar una hoja de Aloe Vera y aplicas un poco de pulpa por el rostro como si se tratara de una crema antiarrugas y dejas que las piel absorba esa especie como de “moco” que desprende esta planta.

 

Te puede interesar