Si hace unos días os hablé de la leche de magnesia para estar más guapas, hoy me voy a centrar en esos quilitos de más que queremos perder a escasos días de que comiencen las vacaciones de Semana Santa, que con la ayuda del té verde vamos a lograr ir eliminando.

Por si no lo sabías, el té verde es uno de los mejores antioxidantes naturales que hay en el mercado. Su composición es alta en flavonoides, por lo que lo convierten en una de las mejores bebidas que nos ayudan a combatir los radicales libres.

El té verde se convierte en un gran aliado para lucir una piel joven y prevenir el envejecimiento prematuro, además de algunos tipos de cáncer.

Pero por lo que es más conocido el té verde es por su efecto adelgazante, porque se convierte en un estupendo aliado para aquellas personas que siguen una dieta de control de peso. Hoy te voy a explicar cómo debes tomar adecuadamente té verde para que logres quemar grasas, te cuento cómo actúa esta “simple infusión” en tu organismo.

Té verde para adelgazar

Son muchas las personas que adoptan el hábito de tomar té verde porque conocen la cantidad de propiedades que esta infusión ofrece, tanto para la piel como para el interior de nuestro organismo. El té verde tiene muchos beneficios, entre ellos se encuentra el listado que te ofrezco:

infusión de té verde

1. El té verde nos ayuda a gastar energía de forma natural, por lo que ayuda a la pérdida directa de peso.

2. Es rico en polifenoles, que tienen la propiedad de acelerar el metabolismo porque las enzimas digestivas actúan mucho más rápido.

3. Se trata de un diurético importante, permite que el organismo no retenga líquido y le ayuda a expulsar las toxinas que se acumulan, por lo que también ayuda a que esa molesta hinchazón corporal disminuya.

4. Es un excelente aliado para calmar la ansiedad por que nos ayuda a evitar caer en las pequeñas tentaciones diarias.

Como puedes comprobar tú misma, las propiedades de este producto son inmensas pero lo ideal, si quieres perder peso con su ayuda, es que pongas también de tu parte, llevando una alimentación sana y practicando una serie de ejercicios acordes con tu forma física.

té verde en cápsulas

Para que puedas aprovechar los beneficios del té verde, debes saber que no solo puedes tomarlo en infusión, también puedes preparar, de cara al buen tiempo, un té frío, que añades a tu botella de agua, también hay cápsulas de té verde si no te apetecen las infusiones.

Lo que debes tener muy en cuenta es que tienes que ser muy constante, el té verde te ayudará a quemar grasas pero si lo tomas a diario, eso sí, tampoco abuses de él, lo que se suele recomendar es tomar unas tres tazas al día. Yo, por ejemplo, solo tomo una, porque contiene teína y si bebo más, me pongo muy nerviosa.

mujer bebiendo té verde

Debes tomar el té verde una media hora después de cada comida para evitar que pueda absorber el hierro de los alimentos, si lo vas a tomar en cápsulas, entonces es una después de cada comida.

Como te he dicho antes, ahora que llega el buen tiempo, te puedes preparar una estupenda bebida refrescante de té verde. Solo tienes que preparar, como de costumbre, tu infusión, espera a que se enfríe. Cuando ya esté fría, la echas dentro de una botellita, le añades un poco de menta, si te apetece, limón y un poco de azúcar. También le puedes echar hielo para que esté más fresca, eso a gusto del consumidor.

Antes de que se me olvide, también puedes optar por el uso del té verde en polvo, se mezcla con agua y está bastante bueno.

Recuerda, sobretodo, que el té verde contiene teína, por lo que no puedes consumirlo después de las ocho de la noche, para que te no te quite el sueño o te ponga nerviosa. Tampoco es recomendable si estás embarazada o si eres hipertensa.

 

 

Te puede interesar