Parece que unir en una misma frase aceite y limpieza facial es como que no pega, pues existe un remedio muy antiguo, que se llama “limpieza del aceite” que deja la piel como nueva sin tener que usar otro tipo de cosméticos.

Con solo usar aceite de ricino y aceite de oliva, ya tenemos nuestra limpieza facial dispuesta a dejarnos la piel tersa, suave y sin rastros de maquillaje. 

Cómo realizar una limpieza facial con aceite

La limpieza facial con aceite es muy eficaz para eliminar las espinillas, el acné, los puntos blancos, los puntos negros e incluso otros problemas cutáneos.

El truco está en dejar de usar jabón para lavarte la cara porque contiene unos agentes de limpieza muy fuertes, que poco a poco van dañando la piel.

Normalmente, los jabones comerciales suelen estar llenos de aditivos artificiales y parabenos, aún incluso cuando en algunas ocasiones ponen en sus etiquetados que son “orgánicos”.

Aceite y limpieza facial

Muchas veces, la aparición de algún brote de acné se debe a que usamos limpiadores muy fuertes que eliminan la capa de aceites naturales que contiene nuestra piel. Muchas mujeres se quejan de que tienen la piel grasa, es muy sencillo, si tú quitas esos aceites, la piel se defiende compensando la pérdida produciendo más, es decir, que se genera un círculo vicioso difícil de erradicar.

Así que a partir de ahora el jabón queda alejado de nuestra cara, lávate con agua y ahora te voy a enseñar como hacerte una limpieza facial con aceite:

1. Debes mezclar el aceite de oliva con el aceite de ricino ( si no tienes del segundo, puedes usar cualquier otro tipo de aceite sin procesar).

2. Haz un masaje por toda la cara con una pequeña cantidad de esta mezcla, no hace falta que empapes el rostro, unas gotas son suficientes, de este modo irás eliminando los residuos de la piel.

3. Moja una toallita en agua caliente y pásala por la cara con suavidad.

4. Deja actuar un minuto y limpia el resto con un pañito, si tuvieras la piel muy seca o deshidratada, puedes aplicarte una gotita de este aceite o sigue leyendo a continuación.

mujer echando aceite en la mano

5. Cuando tengas la piel completamente limpia, puedes aplicar unas 3 gotitas de aceite de argán o aceite de rosa mosqueta y extiéndelo por la piel. Pero este último paso es opcional.

Lo mejor es no realizar esta limpieza facial con aceite cada día, lo ideal es hacerlo una o dos veces por semana, todo dependerá de cómo te notes la piel. Si te has maquillado mucho durante esa semana, o si es invierno o verano, entonces notarás que hay días que te pedirá auxilio.

Con este método tan sencillo, llevando una alimentación sana y practicando algo de ejercicio, vas a notar como cambia radicalmente tu piel, eliminando el acné, y con mucha más luminosidad e hidratación, resumiendo, que notarás una piel mucho más saludable que antes.

Los aceites que se usan, a excepción del aceite de oliva, los podéis encontrar en cualquier herbolario y si buscáis ya una limpieza profunda, lo idea es usar una toalla de muselina, yo la que uso es de Pai Skincare la compré en Ecco-Verde.

Y tú, ¿tienes algún truquito de limpieza facial que quieras compartir con nosotras?

 

 

Te puede interesar