Muchos son los estudios que han demostrado que los colores influyen en el estado de ánimo, pero nunca se ha podido comprobar que estos sean importantes en la curación de ciertas enfermedades, aunque existen ciertas terapias alternativas naturales que se basan en la influencia de los colores sobre el organismo, como es el caso de la cromoterapia.

Pero lo que está claro, es que aunque los colores son sean efectivos para curar algunas enfermedades, sí que pueden cambiar el estado de nuestras emociones. Los colores influyen en el estado de ánimo, aunque sea un pequeñísimo porcentaje y hoy te lo voy a explicar.

Cómo los colores influyen en el estado de ánimo

Los colores influyen en el estado de ánimo

1. Rojo, naranja y amarillo – Son unas tonalidades excitantes que se utilizan para activar y dar energía. Nos incitan al buen ánimo y a la actividad. Son indicados para personas que sienten decaimiento, y tienden a estar desanimadas. Si tú buscas esa sensación de optimismo, no está de más que apuestes por ellos, sobretodo en Invierno, porque opticamente no solo dan vivacidad sino también calor.

Si lo que buscas es decorar alguna parte de tu casa, recuerda que estos colores dan energía, por lo que es ideal que los apliques en zonas en las que vayas a ejercer alguna actividad y nunca en habitaciones en las que necesites calma.

2. Verde, azul y violeta – Se trata de colores sedantes, ideales para aportar tranquilidad, porque incitan a la relajación. Suelen tener un efecto de paz para la mente y son ideales para llevar puestos si vas a hacer una entrevista de trabajo, porque transmiten calma, responsabilidad y sinceridad. Todos estos tres colores llevan un mensaje incorporado de curación emocional, y son estupendos para pintar paredes de habitaciones en las que necesites relajarte.

Los colores influyen en el estado de ánimo

3. Blanco y beige – Se trata de tonalidades neutras y frías. Siempre, el blanco, ha sido sinónimo de pureza y simplicidad. Son unos colores estupendos para colocar en lugares en los que necesites una especial concentración. No suelen provocar cambios emocionales y por eso, el lugar ideal para pintar una pared de blanco es en el estudio. Estos dos tonos son estupendos para lucir en Verano porque tienen efecto refrescante.

4. Rosa y Fucsia – Si apuestas por lucir una prenda de color rosa claro estarás transmitiendo bondad, inocencia y unas intenciones buenas, aunque este color tiene su parte, digamos “mala”, porque podría interpretarse como inmadura la persona que lo lleve. Este color es ideal si necesitas que alguien confíe en ti. En cuanto a la decoración, este tono se suele usar más en habitaciones infantiles, aunque a muchas personas maduras les gusta mucho, porque  simboliza altruismo, buen corazón y sensibilidad.

Por otro lado, el color fucsia se puede comparar con otros colores que activan y dan energía, como son los tres primeros.

5. Negro y gris – El color negro suele denotar tristeza y pesimismo, pero si lo usas en la ropa es sinónimo de elegancia y seriedad. No es recomendable que lo uses en Verano porque da la sensación de calor.

El color gris también denota tristeza, pesimismo, malas vibraciones. Si lo usas para vestir, significa independencia, desconfianza, aburrimiento, decaimiento, aunque por otra parte transmite respeto, profesionalidad y seriedad.

¿Por qué escogemos un color u otro a la hora de vestir?

Cuando escogemos una prenda u otra, incosncientemente se suele hacer en función de cómo nos sentimos en ese momento, y por lo tanto, si eres consciente de lo que puede aportar cada color a tu estado de ánimo puedes darle un giro a tus sensaciones.

Si te levantas negativa, decaída o desanimada, sueles escoger colores apagados, y viceversa, pero sabiendo qué hacen los colores, seguro que ahora sabrás cuál escoger para animarte.

Analiza qué emociones tienes y vístete de acuerdo a cómo te gustaría sentirte, por ejemplo, si te levantas sin vitalidad, ponte una camisa roja o un foulard, etc. De este modo tan sencillo, tú misma estarás incitándote a mejorar tu ánimo.

Si te has levantado muy estresada, entonces opta por usar colores que te relajen como pueden ser el azul, el verde o el violeta.