Hace un tiempo te hablé de los diferentes tipos de productos para eliminar el maquillaje que existen, hoy me voy a centrar en las toallitas desmaquillantes porque quiero hablaros más extensamente sobre este cosmético en concreto.

Las toallitas desmaquillantes se han convertido en un producto de cosmética prácticamente imprescindible en los neceseres de muchas mujeres, y algunas han pasado de solo usarlas cuando una noche están muy cansadas y no les apetece desmaquillarse a usarlas a diario.

Las toallitas desmaquillantes, el producto más socorrido

Cuantas veces te habrás visto en esta situación: Llegas tarde a casa, ya sea porque has tenido un montón de trabajo o porque has estado de fiesta, y lo que menos te apetece es ponerte a desmaquillarte. Qué usas, pues las toallitas desmaquillantes…

Mujer usando toallitas desmaquillantes

Pero de ahí se ha pasado a no poder vivir sin ellas, es por ejemplo el caso de la famosa Kim Kardashian, que ha confesado en más de una ocasión que siempre, para desmaquillarse, recurre a las toallitas desmaquillantes, incluso ha llegado a decir “ no me quito completamente el maquillaje si no es con ellas”.

Lo cierto es que, ya sea por una sensación de mayor limpieza de la piel o por una falta de tiempo, las toallitas desmaquillantes se han convertido en el producto principal para limpiar el rostro de muchas mujeres.

Pero ¿son tan buenas como parece o es malo recurrir tan a menudo a ellas?

Las toallitas desmaquillantes son unos tejidos sin tejer que están impregnados con una emulsión con aditivos, unas veces pueden ser extractos de algas o wakemé. Lo mismo que otro tipo de limpiadores faciales, las toallitas desmaquillantes, en su composición suelen estar compuestas por unos agentes que disuelven la suciedad y otros que arrastran los restos de grasa, exactamente igual que otros desmaquilladores.

Ventajas de las toallitas desmaquillantes

La gran ventaja de este cosmético es la comodidad, porque, a parte de la facilidad para usarlas, son muy fáciles de llevar a cualquier parte en nuestro bolso. Esto las convierte en el producto perfecto para ocasiones específicas como por ejemplo para ir de viaje o después de practicar deporte.

Desventajas

Hay que tener muy claro que las toallitas desmaquillantes son un producto de higiene y nunca de tratamiento. Pero es que además, la limpieza que realizan es superficial porque en la mayoría de los casos, no arrastran el maquillaje en profundidad.

toallitas desmaquillantes

El gesto que hacemos cuando usamos las toallitas desmaquillantes también es un problema a largo plazo que puede desencadenar un problema en la piel ya que puede aumentar el riesgo de alergia que suele ser todavía mayor por las fragancias que se les suele añadir.

Al no hacer una limpieza más profunda, pueden quedar restos de emulsionante, conservantes o tensioactivos que pueden provocar, a la larga, una sensación de sequedad o irritación en personas que tengan la piel sensible o seca.

Lo ideal es que, después de usar toallitas desmaquillantes, se enjuague bien la cara con agua.

¿Son para todo tipo de pieles?

Las toallitas desmaquillantes están contraindicadas en peiles sensibles, con rosáceas, con dermatitis atópica y en pieles secas que no son tratadas. Las personas con la piel normal las suelen tolerar bien.

Este tipo de productos, si se usa a menudo, pueden llegar a empeorar una piel seca, por lo que los expertos recomiendan que en su lugar se use Agua Micelar.

Las toallitas desmaquillantes se aconsejan para usar en un momento puntual, porque pueden usarse en lugar de otros productos como pueden ser el tónico o el Agua Micelar, pero solamente en “SITUACIONES ESPECIALES” y jamás como una rutina.

Así que ya lo sabéis, toallitas desmaquillantes sí, pero en su justa medida!!

 

 

 

 

Te puede interesar